Textos #SemArq15 - "El Quebrao", por Luis Díaz Feria

Publicado en

El texto que nos manda nuestro compañero Luis Díaz Feria nos habla de un trozo abandonado de Arrecife conocido por todos, a medio camino entre la leyenda y la realidad.


El Quebrao

Hasta hace poco el Islote del Quebrao no pasaba de ser un promontorio rocoso que, eso sí, a marea baja quintuplicaba su extensión sirviendo de rompeolas a las aguas de la bahía. No tuvo nunca un papel estratégico destacable, ni gracia que mencionar: treinta metros de basalto blanqueados con saña por las gaviotas.

Hasta hace poco nadie habitaba el Islote del Quebrao, si hacemos excepción del tiempo, probablemente corto, que pasó allí el gigante Juanón.

Un tipo descomunal, dicen, del que no se sabe con exactitud ni cómo ni cuándo llegó a Arrecife. Hay quien data su arribada antes de las erupciones de 1730 (incluso mucho antes). Habría formado parte de una tripulación pirata que, por castigo, por olvido o por voluntad suya lo abandonó en Arrecife. Hay también quien afirma que estuvo por allí ya entrado el siglo XX y que era nacido en Yé. Sea como fuere, parece que durante su estancia isloteña enamoró a dos chiquitas de fortuna del barrio de La Destila, y que su marcha tuvo que ver con la mala suerte de que cada una de ellas descubriese la existencia de la otra.

De aquel Quebrao no quedan más que fotos antiguas y unos pocos planos barométricos. El sinsaber moderno rellenó el islote, construyó sobre él dos veces el mismo edificio (que abandonó dos veces también) y levantó un puente para demolerlo al poco y poner en su lugar otro casi idéntico al anterior y en el mismo sitio. Hoy un portón arrogante protege a los moradores del islote del curioseo turístico.

De los tiempos de Juanón no quedaron en el Quebrao más que dos o tres zocos de piedra seca. Cruzaba a sus cosas hasta tierra firme sirviéndose de una calzada secreta, de la que pervive algún rastro cuya exacta localización no tiene objeto desvelar.

---
Luis Díaz Feria
Arquitecto colegiado 534 COA Canarias

Share this Compartir